?¿CUANTOS SERÁN?. No nos han dicho cuantos concursantes van a entrar en la casa, en realidad no nos han dicho nada, en una maniobra llena de secretismo no se si motivada por la premura en empezar el programa antes que nunca o por cubrir con un halo de misterio el estreno del domingo. La página de Tele 5 habla estos días de diez concursantes, aunque quien sabe. El caso es que se había hablado de trece concursantes otra vez, seis chicos y siete chicas, pero algunos rumores apuntan (”rumore, rumore”, como cantara la hija predilecta de Fontelabrata, Rafaella Carrá) a que puede que no esté tan clara esa división. Para hablar claro, y no ungirnos del mismo tono misterioso que los señores de GH, que puede haber un transexual entre los elegidos para entrar en la casa esta vez. Se cuenta que sería un gijonés que ha trabajado en el ejército como hombre y hoy se llama Ana Belén (alias Nicky), tras la correspondiente operación de sexo. A las diez y media de esta mañana, este gato encerrado y expectante ha recibido el qeo (no el efecto Quadrático Electro Óptico, que eso es otra cosa) de que este hecho sería vox populi en la ciudad asturiana en estos momentos. No me extrañaría nada este extendido rumor, si en una ocasión utilizaron el gancho llamativo de un homosexual dentro de la casa (al final fueron varias chicas homosexuales), o bien un cura (bueno luego era un seminarista, aunque al final era solamente un ex-seminarista al que conminaron a abandonar la comunidad), no es extraño que esta vez se hayan decidido a echar mano del llamativo gancho de un transexual. “Vai de futuri”, que decían los romanos, es decir que lo veremos, porque la suerte está ya echada, o sea “alea jacta est”.